Mi experiencia en el centro de salud docente El Greco

¡Hola! Soy Julia, residente de segundo año y primera residente en el Centro de Salud El Greco, en Distrito Sevilla. Os voy a hablar un poco sobre mi experiencia durante los primeros meses de la residencia, y sobre las distintas actividades y programas que se llevan a cabo en el centro de salud. Ser la primera residente de un centro de salud tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Al ser la primera me tienen entre algodones (no me voy a quejar, la verdad), y a la hora de pasar por los distintos programas del centro no tengo ningún problema puesto que no coincido con nadie más. Si es cierto que se puede echar de menos no tener ningún residente mayor que te vaya guiando al principio pero no es ningún problema porque tienes al resto de tus compañeros de otros centros y con los que coincidirás en las guardias y cuando rotes por el Hospital. Sí que pasan por el centro residentes de otras especialidades, estudiantes de 6º y de enfermería.



Yo elegí El Greco por varios motivos. Para qué mentiros, una de ellas fue la proximidad a mi casa. Para mi suponía un estrés el tener que coger todos los días el coche o varios autobuses, y el hecho de poder ir andando tranquilamente por las mañanas fue un punto a su favor.


Yo ya conocía un poco el centro porque en 6º hice las prácticas allí y tenía muy buenos recuerdos de los profesionales que allí trabajan. Sin embargo, cuando salieron las listas de tutores de este año, al tutor de El Greco, el Dr. Ignacio Pajares, no lo conocía. El día que fuimos a visitar el centro de salud y a conocer al tutor pude ver que era una persona al que le gustaba mucho la medicina de familia y la docencia, y su cercanía al hablarnos y su simpatía fue otro de los motivos por los que finalmente elegí El Greco. Ahora que ya he pasado 3 meses allí no me arrepiento para nada de haberlo elegido.


Nosotros empezamos la residencia el 25 de septiembre y mi tutor esos días estaba de vacaciones así que me dijo que me fuera con los compañeros de enfermería. Estuve en extracciones, en urgencias, yendo a domicilios, a residencias, haciendo curas, haciendo citologías, en vacunas, haciendo tests de antígenos. Dar las gracias a Antonio Trigos, el enfermero gestor de casos del centro, por las charlas compartidas y por guiarme durante esos primeros días en los que estaba un poco más perdida. Como me gusta bastante la planificación familiar y el embarazo, Antonio me presentó a Eugenia, que era la matrona que en ese momento iba al centro, y muy amablemente me dijo que me fuera con ella dos o tres días. También estuve varios días con Clarines, que es la Trabajadora Social del centro. Ella me estuvo enseñando las labores que lleva a cabo y también fuimos a domicilios a hacer valoraciones.


El día que volvió mi tutor de vacaciones fue el primer día que estuve pasando consulta. Los primeros días me costó algo más pues no estaba acostumbrada a hablar con los pacientes por teléfono pero poquito a poco le fui cogiendo el tranquillo. Al principio cuando llamaba y me presentaba siempre solían preguntarme “¿Don Ignacio no está? No me diga que se ha ido, con lo bueno que es” pero conforme pasaba el tiempo y me iban conociendo cada vez lo preguntaban menos. Esto siempre nos hacía gracia pero a su vez denota el cariño y la gran confianza que tienen los pacientes en él. A pesar de que ahora mismo la mayoría de las citas son telefónicas, siempre hay varias citas presenciales al día, y además, si cuando hablamos por teléfono con el paciente vemos que necesitamos explorarlo o que necesitamos hablar con él de forma presencial, siempre le decimos que acuda ese mismo día a la consulta si puede, o lo citamos otro día de forma presencial.


En el centro de salud hay muy buen ambiente. Cada vez que surge algún problema o hay alguna duda respecto a algún tratamiento o algún electro que no terminas de entender los demás compañeros están encantados de ayudarte. Ignacio es el médico del centro de salud al que le derivan todos los pacientes para valorar si se podrían beneficiar de una infiltración así que gracias a él estoy aprendiendo poco a poco a realizarlas. Él me anima cada vez que viene alguien a que sea yo quien la realice.


Como sabéis, en los centros de salud se llevan a cabo diversos programas como son teledermatología, planificación familiar, embarazo, control de sintrom, cirugía menor, etc. En la situación de pandemia en la que estamos ahora mismo hay algunos de estos que están suspendidos pero esperamos que pronto se vuelvan a reanudar.


¡Os esperamos por El Greco!

Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon