top of page

El futuro de la Medicina Familiar y Comunitaria




¡Hola compañeros! Mi nombre es Blanca Paloma Gaviño, soy residente de primer año de Medicina Familiar y Comunitaria en el Distrito Norte de Sevilla, y hago mi residencia en el centro de salud de Gerena. La entrevista se la hago a José Antonio Bermúdez, médico y tutor de este centro de salud durante 2 años, aunque actualmente su plaza pertenece a otro centro de salud. He decidido hacérsela a él por su cercanía con la residencia, ya que solo hace 3 años que terminó la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, las ganas y la profesionalidad que muestra en consulta con sus pacientes y creo que puede aportar puntos de vistas más actuales con respecto a la Medicina y la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria.


La primera pregunta que decidí hacerle fue:¿Por qué ser tutor de residentes?

Tener la posibilidad de formar a futuros profesionales de la misma manera que lo hicieron contigo es un bien muy preciado. En mi caso terminé hace escasos años la residencia y creo que es más sencillo tener feeling con el residente por la proximidad en edad y vivencias. Además, si el residente te responde y lo ves involucrado, el interés por la enseñanza aumenta por ambas partes y hace que la relación sea mucho más estrecha y fluida.

Por desgracia, la figura del tutor parece abocada a ser una especie en extinción, puesto que la masificación de las agendas y la falta de tiempo condicionan a muchos compañeros a rehusar del cargo por no verse capacitados para desempeñar correctamente la labor.


Otra de las preguntas que decidí preguntarle fue la típica pregunta de, ¿Medicina Familiar y Comunitaria estaba dentro de tus opciones en el MIR? ¿La volverías a elegir de nuevo?

Si, sin duda. En mi caso estaba entre Pediatría y Médico de familia, no me dio la nota para la primera y me lancé de lleno a por la atención primaria. Tras rotar en pediatría durante 3 meses en mi formación como residente, y tratar directamente con las abuelas de las criaturas, me reafirmó en lo correcto de mi decisión. Volvería a elegirla una y mil veces, creo que es la especialidad más completa que existe, integrando todas las ramas existentes y con trato directo con las personas.


¿Cuáles son los puntos más gratificantes de ser especialista en Medicina Familiar y Comunitaria?

La satisfacción que produce el poder solventar la mayoría de patologías por las que consulta el paciente. Ser capaz de curar en una única visita estando en la primera línea de batalla es algo muy gratificante tanto para el profesional como para el paciente. Y no solo eso, en el otro extremo, el poder realizar un seguimiento crónico del paciente desde el inicio de su patología hasta su resolución es un punto muy positivo para decantarse por esta especialidad.


Encontré interesante preguntar ¿qué aptitudes debe reunir una persona que quiera ser especialista en Medicina Familiar y Comunitaria?

Paciencia, asertividad, don de gentes y ser comprensivo los considero muy importantes. Por encima de todos ello pondría el ser efectivo. Por desgracia tenemos muy poco tiempo entre consulta y consulta y debemos centrarnos en ser lo más eficaces posibles. Para ello es primordial tener un buen ojo clínico aparte de una magnífica formación, cosa que afortunadamente todos los residentes actuales disponen de ella.


Esta creo que es una de las preguntas más importantes y más de moda en los últimos años, sobre todo, después de la Pandemia que hemos vivido. ¿Consideras que la especialidad de medicina familiar y comunitaria está minusvalorada?

Totalmente. Y gran parte de culpa la tiene la administración, que a base de saturar las agendas y basar todo en urgencias (que no son realmente urgencias) hacen que la población tenga un concepto negativo de nosotros. No es normal que haya centros con 10-15 días de demora. Al igual que no debería ser habitual que personas sin la especialidad desempeñen nuestro trabajo, puesto que con sus acciones nos meten a todos en el mismo saco y desprestigian la especialidad base que sustenta el sistema sanitario.


Y como solución o en relación con la pregunta anterior ¿cómo crees que podemos mejorar la atención primaria en nuestro CS?

Lo primero destinando más recursos a la atención primaria. No es lógico tener las agendas tan sumamente saturadas y encima encargarte de ver una ingente cantidad de urgencias diarias, puesto que se pierde calidad de consulta, y se pueden escapar detalles importantes que condicionen el futuro estado de salud del paciente. El ahorrar temas burocráticos al médico también considero que supondría un gran avance en la efectividad de la consulta.


¿Cómo ves en el futuro la especialidad?

Cada vez hay más tendencia a la despersonalización, al teletrabajo, a la inteligencia artificial…, pero la entrevista clínica es primordial, y así lo desea el paciente también. La introducción de las llamadas telefónicas en consulta creo que es un arma muy poderosa para aligerar trámites como recetas, incapacidades temporales o informes, pero también es peligroso deshumanizar la relación médico paciente, pilar sobre el que se sustenta el éxito de nuestra especialidad, y me atrevería a decir incluso de la medicina en general.

Y me quedo con esta frase final que me dijo el compañero:

“Al final la medicina de familia siempre va a estar ahí, en primera línea de fuego, recibiendo palos por todos lados, pero por mucho que se empeñen… sin nosotros no son nada”.

Comentarios


Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
bottom of page