top of page

Medicina vocacional: conversando con el Dr Fernando Fabiani

Hola, soy Alejandra Escassi, residente de Medicina Familiar y Comunitaria en AGS Sur de Sevilla y os presente al Dr Fabiani.


Buenos días Fernando. ¿Cómo podemos cuidar la atención primaria?

Haciendo atención primaria: “Dedicándonos a la gente que de verdad nos necesita”. La atención primaria es la forma más accesible a la sanidad para todo el mundo. Asegurando la longitudinalidad. Ser el médico de familia del paciente durante el máximo tiempo posible. Atendiendo al paciente desde la perspectiva básica, psicológica y social.


¿Qué podemos hacer para mejorarla?

Lo anterior es esencial: si no se cumple, no se está haciendo una buena atención primaria. Desgraciadamente, en no pocas ocasiones y debido a muchos factores, esto no es así. Entre esos factores están la falta de recursos y de Bempo.


¿Por qué elegiste MFyC?

La razón principal es vocacional. “Tenía la imagen del médico de toda la vida”, que resuelve la mayoría de los problemas y Bene gran cercanía al paciente. Es una especialidad que te da una visión global de la medicina sin que tengas que perderte nada, te permite la posibilidad de dedicarte a todas las especialidades a la vez viendo al paciente globalmente, como una persona. Una vez dentro, descubrí aspectos menos conocidos como la atención comunitaria o la atención familiar.


¿Qué es lo mejor de la AP?

La satisfacción de saber que puedes ayudar y acompañar a las personas en sus distintas situaciones vitales. Especialmente gracias a la relación de confianza que se establece entre ambas partes, consecuencia también de la longitudinalidad de la relación. Esto, más allá de ser satifactorio, ha demostrado disminuir los ingresos, la mortalidad y la morbilidad. ¿Hace falta más? “Soy médico de una chica de dieciséis años y fui médico de su madre durante su embarazo”. Esto no solo es muy gratificante, te da una perspectiva y una visión únicas.


¿Qué es lo peor?

Todas las cosas que se hacen que están dedicadas a cuestiones o trabajos que no deberían formar parte de la labor médica, como estar reclamando citas de otros servicios. Verte obligado a dedicarte a cosas y personas que no lo necesitan, haciendo que dejes de lado la atención de quien realmente lo necesita. Ojo que, quién menos acude a nuestras consultas puede ser quien más lo necesita.


¿Hay algo que no hacemos y añadirías? ¿Algo que no hacemos?

Dejar de hacer. Creo que tenemos que “dejar de hacer cosas.” Los médicos, como todas las personas, tenemos vicios o manías que se van transmiBendo de unos a otros sin más argumento que el “toda la vida se ha hecho así”. Conllevan una pérdida de recursos, no solo económicos y, como todo acto médico, no está exento de efectos adversos. Con algo especialmente importante: hay pocos efectos adversos más graves que los derivados de actuaciones innecesarias. La Sociedad española de medicina familiar y comunitaria (semfyc) ha elaborado recomendaciones “no hacer” que deberíamos conocer y aplicar. Y, una vez más, cada vez que hacemos cosas que no debemos de hacer, estamos dejando de hacer cosas que sí deberíamos hacer.


¿Se entiende el trabalenguas? ¿Qué opinas sobre la situación actual de la AP?

Uno de los problemas actuales de la AP es la visión que se Bene de los médicos de familia, digo por la población en general, pacientes y médicos. Los pacientes, a menudo, una vez que conocen a su médico, nos valoran, y cambian los ojos con los que nos miran. Sin olvidar a los políBcos, dirigentes y gestores. La mejor muestra de que no valoran adecuadamente la atención es ver los recursos que se dedican a los hospitales en comparación a los centros de salud. Unos y otros parecen desconocer que sin atención primaria no hay salud y que, por tanto, si no se cuida la atención primaria todos lo sufriremos.


Muchas gracias Fernando.



Comments


Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
bottom of page