Entrevista al Dr Jesús Díaz - C.S. Osuna


Hola a todos, mi nombre es Nieves Ordóñez, soy R2 de MFYC en el Área Gestión Sanitaria de Osuna y soy residente del Centro de Salud de Osuna. A la hora de elegir centro de salud, como todo el mundo, tuve mis dudas. Finalmente opté por mi actual centro de salud, en el que he conocido a muy buenos profesionales, entre ellos a Jesús Díaz, mi tutor. Es el primer año que se ofertaba como tutor y aquí os dejo una breve entrevista para que podáis conocerlo mejor.


Jesús nació en Málaga capital, en el año 1968, tiene una hermana melliza. Se define como una persona muy empática a la que siempre le ha gustado mucho ayudar a los demás. En su tiempo libre es un apasionado de los deportes. Le gusta el tenis, el senderismo, la natación, el remo, la bicicleta… Es una persona muy religiosa y fue voluntario en distintas ONG y en Cáritas en su juventud en Málaga, además de en otras zonas muy marginales de su ciudad, incluyendo la cárcel.


1. ¿Siempre quisiste ser médico? ¿Qué más te habría gustado ser?

Al gustarme tanto el trato con la gente y considerarme una persona muy empática, tenía mis dudas entre ser médico, misionero o cooperante. De pequeño no me veía capaz de estudiar medicina porque lo veía muy complicado, pero la vida da muchas vueltas y finalmente acabé aquí.


2. ¿Por qué MFYC? ¿Qué otras especialidades te gustaban?

Elegí hacer MFYC porque es una medicina muy cercana, con trato directo con las personas. Además, porque aporta una visión general ya que engloba a toda la familia. También me gusta la continuidad asistencial que ofrece y la gran cantidad de áreas médicas que permite abordar a un solo profesional.

En cuanto a otras especialidades, me habría gustado hacer Medicina Tropical para irme de cooperante, pero en mi época, los requisitos para ello eran muchos. Nos exigían un curso de M. Tropical o haber estado trabajando dos años consecutivos en Urgencias o tener ya una especialidad, y además tener un idioma distinto al español. Por todo esto, además, decidí finalmente hacer MFYC.


3. ¿Dónde hiciste la residencia? ¿Dónde trabajaste antes de Osuna?

Me formé en el hospital comarcal de Antequera cuando la residencia de MFYC constaba de 3 años. Una vez que acabé, trabajé en Málaga capital durante 8 años en un centro de salud. En esa época además hacía guardias en Alhaurín de la Torre, un pueblo cercano con guardias muy malas. Después trabajé también en otros pequeños pueblos de Málaga, hasta que finalmente, saqué mi plaza por oposición en Osuna y me mudé aquí. Laboralmente estoy muy contento, porque estoy muy a gusto en el medio rural, pero echo de menos mi tierra, mi familia y mi clima…


4. ¿Qué ventajas e inconvenientes le ves a trabajar en una zona rural respecto a un área urbana?

En cuanto a las ventajas, se ven distintas patologías y te ayuda a discriminar qué es importante y qué no a la hora de derivar, lo que te permite tener un mejor juicio clínico. Esto quizás en una zona urbana es más complicado, ya que al tener los hospitales más cerca se tiende a derivar más. En un área rural se intentan manejar más patologías y discriminar más antes de realizar un traslado hospitalario, sobre todo debido a la mayor distancia entre Centros de Salud y el Hospital.

Sin embargo también tiene inconvenientes, como la falta de acceso a especialidades muy concretas, como Neurología o determinadas Cirugías, que de otra manera sí sería más factible hablar con estos profesionales o derivar a tus pacientes.


5. ¿Cuáles son los puntos fuertes de nuestro CS?

Los puntos fuertes de nuestro centro de salud es que hay gente muy válida y hay mucho compañerismo. Al no ser un centro muy grande todos nos conocemos y nos ayudamos. Está muy bien dotado y tiene mucha capacidad para organizar muchos programas y muchas cosas de docencia y educación a la población, solo que con la pandemia todo eso está un poco parado.


6. ¿Crees que la AP está bien valorada? ¿Qué aspectos podrían mejorarse?

Considero que la AP no está bien valorada porque últimamente sólo se hace medicina asistencial, cuando debería de ser también medicina preventiva o formativa. El principal problema que le veo es la sobresaturación. En nuestra zona, el principal aspecto que debería mejorarse es el déficit de profesionales, porque eso lleva a que haya más saturación y se puedan hacer menos programas, porque no se puede dejar la consulta para realizar actividades preventivas, o en colaboración con otros profesionales.


7. ¿Qué cualidades crees que tiene que tener un buen médico de familia?

Creo que lo primero que debe tener es empatía y sencillez. No hay que olvidar la motivación, para no perder nunca la ilusión en el trabajo. También se requiere capacidad de conectar con los pacientes. Un profesor de la carrera me dijo que “un buen médico de familia es aquel capaz de cambiar hábitos y el estilo de vida de sus pacientes”, ya que si tú cambias el estilo de vida de un paciente, tienes el 75% del trabajo hecho.


8. ¿Por qué decidiste ser tutor?

Porque siempre me ha gustado transmitir lo que sé. También porque el hecho de tener un residente te obliga a estudiar y saber más cosas porque si no, no puedes enseñarle. Además, considero que al mismo tiempo el residente me enriquece a mí con nueva sabiduría, ilusión y ganas de aprender.


9. ¿Qué experiencias y aprendizajes te llevas de esta época de tu vida y de tu recorrido como médico?

Sobre todo, la experiencia humana. El sufrimiento de los demás me ha enriquecido como persona y me ha hecho cambiar el enfoque de la vida, ayudándome a aceptarla tal y como es, con su sufrimiento y su enfermedad. Además, el hecho de estar con personas y conocer su vida y sus enfermedades y poder ayudarlas me ha enriquecido mucho. Las personas depositan en nosotros su confianza y su esperanza. Mi filosofía es que los médicos de familia tenemos que ser “transmisores de esperanza” y ayudar a la gente a cambiar y mejorar lo que se pueda, y si no se puede, a aliviar su sufrimiento.


¡Muchas gracias, Jesús!

Posts Destacados
Posts Recientes