Entrevista a la Dra Carmen Dastis


Carmen Dastis, médica de familia y tutora del centro de salud Pino Montano B de Sevilla

Pablo Melguizo, médico residente en medicina familiar y comunitaria del centro de salud de Pino Montano B de Sevilla.


1. Entrevista de Pablo Melguizo a Carmen Dastis.


¿Qué papel juega la medicina de familia en el conjunto de la atención sanitaria?

El sistema sanitario en España es público y universal en el cual, la Atención Primaria es la asistencia esencial que está al alcance de todos los individuos y donde se realiza el 90% de toda la atención sanitaria. Los Médicos de Familia constituyen la base de la atención primaria con un papel primordial en la prevención, diagnóstico y tratamiento de múltiples patologías así como detección precoz y sospecha de otras que deben ser derivadas al segundo nivel asistencial para completar el diagnóstico, continuando el seguimiento y control posterior. La accesibilidad del médico de familia lo convierte en la puerta de entrada al sistema sanitario y le permite el contacto con el paciente a lo largo de todas las etapas de su vida.


¿Consideras que la medicina de familia ha abandonado completamente el antiguo rol paternalista?

Poco a poco se va evolucionando en esa dirección. Para ello es imprescindible que los pacientes tomen las riendas de su salud lo cual resulta complicado sin la educación sanitaria. Educar en salud es algo complejo y que debe realizarse desde diversos ámbitos, familia, escuela, centros sanitario, etc. muy especialmente desde los equipos de atención primaria.


¿Cómo estás viviendo la pandemia del Covid-19 desde la primera línea de batalla?

Destacaría la preocupación por la dificultad de acceso que han tenido los pacientes mayores, sobre todo aquellos que no están acostumbrados a manejar herramientas digitales o internet.

Por otro lado veo una oportunidad porque se han desarrollado herramientas que nos están permitiendo un mejor acceso a las consultas del segundo nivel asistencial y una mejor comunicación con determinados especialistas que nos está permitiendo comentar pacientes, solucionar dudas, adelantar citas en casos más urgentes y, en definitiva, una mejor atención a los pacientes.

Por otro lado también la telemedicina ha llegado para quedarse en atención primaria y creo que, en el futuro, nos permitirá seleccionar mejor a los pacientes que necesitan ser atendidos de forma presencial y prestarles una atención de mayor calidad.


¿Cuál es el perfil de barrio de Pino Montano B?

El barrio de Pino montano B es mayormente de clase media trabajadora, joven, que utiliza principalmente la sanidad pública. Es bastante demandante, pero el trabajo del médico de familia con esta población resulta muy satisfactorio.

Dispone también de importantes activos en salud como instalaciones deportivas, asociaciones vecinales, centros sociales, parroquia, hermandad, educación de adultos….etc.

http://csmardealboran.blogspot.com/search?q=activos+en+salud

Pertenece también a nuestro centro de salud una Zona Necesitada de Transformación Social (ZNTS), “El vacie”, con población de etnia gitana, en la que se realiza un trabajo comunitario muy interesante. En la actualidad está en marcha un plan complejo de reubicación de las familias y se espera que pueda solucionarse de forma definitiva el problema de este asentamiento chabolista.


¿Cuáles dirías que son los puntos fuertes a nivel formatico del CS de Pino Montano B, y qué cosas se podrían mejorar?

Puntos fuertes:

- Se atiende a muchos pacientes de todas las edades por lo que se ve bastante patología muy diversa.

- Actualmente buenos tutores muy comprometidos con la docencia.

- La dirección del centro está muy motivada y con muy buena predisposición.

- Se realizan sesiones clínicas y formativas con regularidad, aunque actualmente, por motivo de la pandemia, ha disminuido su frecuencia.

- Muy buen equipo de pediatras, muy comprometidos con el centro y con la población y especialmente implicados en programas de lactancia materna, obesidad infantil, adolescencia, TDAH, etc.

- Se llevan a cabo múltiples programas de salud, la mayoría no dispensarizados como planificación familiar, anticoagulación oral, retinografías, tabaquismo, infiltraciones… y otros dispensarizados como atención al embarazo, cirugía menor, citologías (dentro del proceso ca. de cervix).

- Un ambiente de trabajo excelente.

Puntos débiles:

- Gran carga asistencial.

- Necesidad de disponer de mayor tiempo dedicado a la docencia y a la investigación.

- Hay que mejorar el trabajo en equipo entre médicos y enfermeros (si bien es verdad que en los últimos meses se está realizando un gran esfuerzo en este sentido).

- Es un barrio algo alejado y con no muy buen transporte público, pero se puede aparcar con bastante facilidad lo que facilita el trabajo a la hora de hacer visitas domiciliarias.


¿Qué le dirías a una persona que está pensando elegir el centro de salud de Pino Montano B para su formación como médico de atención primaria?

Le diría que, en el momento actual, es un excelente lugar para formarse como médico de familia, siempre que esté dispuesto a trabajar.



___________


2. Entrevista de Carmen Dastis a Pablo Melguizo.


¿Has elegido ser médico de familia? ¿Por qué?

Sí, he elegido formarme en medicina familiar y comunitaria, y lo estoy haciendo en una ciudad maravillosa como es Sevilla (soy de Zaragoza). El día de elección de plaza era mi tercera opción, pero la verdad, tras casi 4 meses del inicio de la formación, no puedo estar más contento de que el camino me haya traído en esta dirección. Discernir cuál es la especialidad y el lugar donde formarte es una decisión difícil, sin embargo me gustaría transmitir tranquilidad a la hora de decidir. No hay que tener miedo a equivocarse ya que, en cualquier caso, la gran mayoría de residentes estamos muy contentos con la formación recibida.

La atención primaria me gusta, primero porque es una especialidad todo lo amplia que uno quiera. En función de la dedicación que el residente tenga hacia el trabajo y el estudio, tendrá más conocimientos y mejor práctica de la medicina primaria. Además la atención se debe realizar con los recursos que cuenta un médico en un centro de salud, que son más limitados que en un hospital, lo que exige un nivel muy alto de profesionalidad en los residentes y médicos adjuntos. Pero si te gusta también la parte hospitalaria, te permite la opción de trabajar en urgencias. Todo esto por no hablar de ambulancias, pediatría, comunitaria, prevención, etc. En resumen, te ofrece la oportunidad de formarte y trabajar en un amplio abanico de escenarios.

Además de las opciones laborales que permite la especialidad, me gustaba también la cercanía con el paciente. Para mí es un reto saberme la historia de la mayoría de pacientes de un cupo de un centro de salud, pero estoy seguro que cuando se llega a ello, la medicina que se ofrece es preciosa, y más efectiva.


¿Ha cambiado tu opinión sobre la especialidad tras haber estado estos meses en la consulta? ¿En qué sentido?

Mi visión ha mejorado con creces. Durante mis prácticas en la carrera me aburría un poco en la consulta viendo a mi tutora pasar pacientes (aunque me explicaba y me trataba muy bien). Pero ahora todo cambia siendo yo el que debe tomar decisiones. Me gustaría transmitir esto a las personas que están dudando elegir medicina familiar y comunitaria: no deben quedarse con la idea de una consulta monótona. A mí me sorprendió la variedad de patologías y las diferentes actuaciones a tomar. En este sentido estoy muy contento. Veo que los pacientes confían en nosotros, la mayoría nos tratan muy bien y nos respetan. Poco a poco vamos ganando su confianza.

No todo es camino de rosas. Hay algunas cruces en la especialidad, y la primera y más importante es la falta de recursos humanos que el sistema sanitario nos ofrece (sin entrar en juicios del por qué). Trabajamos muchas horas porque la carga asistencial es muy grande. Y ciertas labores pseudoadministrativas no ayudan. Pero al final te vas acostumbrando, siempre hay que tratar que ello no perjudique demasiado ni a la atención del paciente ni a la salud del trabajador sanitario.

En cualquier caso somos, como decía Carmen, la primera vía de entrada del paciente al sistema público sanitario, y esa labor es muy bonita. Aunque si bien es verdad lo dicho anteriormente, la idiosincrasia de la especialidad merece la pena. Y más con un equipo de profesionales muy docentes y una tutora excelente.


¿Qué opinas del Centro de Salud de Pino Montano B?

Mi centro de salud, Pino Montano B, es mi segunda casa. Pero no sólo por mi trabajo asistencial, sino que ahí encuentro a mi familia humana laboral, que no es poco. Es un centro muy acogedor, con un equipo excelente. Hasta el momento no tengo ninguna queja de ningún profesional. Todos me tratan como uno más e incluso, lo que para mí ha sido lo más chocante (y a la vez bonito), me piden opinión sobre algún paciente a la hora de establecer un diagnóstico o un tratamiento. Eso me hace valorarme como profesional y como persona. Todos los residentes que estamos actualmente (2 R1, 2 R2 y 2 R3) estamos contentos, nos llevamos bien (aunque con la pandemia aún no he podido conocerlos como me gustaría). Cualquier problema que tenga, están ellos para echarme un cable.

Por otro lado es muy importante saber que el barrio es obrero. Para mí es una ventaja porque, como dice Carmen, la atención pública es su principal herramienta sanitaria, por lo que se ve de todo en consulta. Es un barrio de corte trabajadora media, no es especialmente conflictivo. La población es mayoritariamente sevillana, salvo por una zona chabolista de exclusión social llamada “El vacie”, con un perfil de etnia gitana portuguesa principalmente. De todo ello se puede sacar formas diferentes de intervención y prevención sanitaria.


¿Qué cambiarías? Explica Fortalezas y debilidades desde tu punto de vista.

Por decir algo negativo del centro de salud, es su localización. Se encuentra al norte de la ciudad, dentro del ámbito municipal. Se puede ir en autobús y en bicicleta. En coche se puede aparcar sin dificultad. Cosas que sí se podrían mejorar… quizá una mejor comunicación entre los médicos y el personal administrativo a la hora de organizar ciertas tareas. Sin embargo esta percepción está sesgada por la pandemia, no estamos viviendo una situación “normal” y enjuiciar ciertos aspectos del centro de salud es difícil en estos tiempos. Las fortalezas las explique en el punto anterior.


¿Crees que la pandemia ha dificultado tu formación durante estos meses?

La pandemia, en efecto está dificultando mi formación. Algunos programas formativos que se realizan en el centro de salud están paralizados: cirugía menor, espirometrías…. Hay mucha consulta telefónica que, aunque si bien da algunas ventajas, en otras ocasiones dificulta la atención al paciente. Como dice Carmen, la parte positiva ha sido una mayor comunicación y colaboración en las teleconsultas con otros especialistas. En general la pandemia ha aumentado la carga de trabajo y lo ha dificultado. Ojalá termine pronto para poder volver a la vida normal y la atención de mayor calidad.


¿Qué le dirías a una persona que está pensando elegir el centro de salud de Pino Montano B para su formación como médico de atención primaria?

Lo primero, le diría que el trato es excelente. Para mí es básico e imprescindible el ambiente laboral y que me traten bien, con respeto y también con exigencia. En este sentido, sin duda es un centro de salud agradable y comprometido. Les invito a que vengan a visitarlo y conocerlo. La formación va a ser excelente y la satisfacción, mayor.

Posts Destacados
Posts Recientes