Mi experiencia como R1


Después del MIR 2019, por una razón u otra, finalmente decidí escoger Medicina Familiar y Comunitaria. En la carrera roté en un par de ocasiones por Atención Primaria con tutores y en centros de salud que me hicieron ver que dedicarse a esto podía merecer la pena. Me informé en varias ciudades acerca de la Medicina de Familia pero yo sabía que en el fondo quería quedarme en mi ciudad, Sevilla, en el hospital donde estudié los 6 años de carrera, Hospital Universitario Virgen Macarena, y en un barrio cercano a dónde siempre he vivido y con una población de clase social media-baja en la que hubiera extranjeros, por ello acabé en el Centro de Salud Polígono Norte.


Al principio tenía mucho miedo sobre esta decisión porque esta especialidad es un reto tanto profesional como personal: las guardias en Urgencias hospitalarias como extrahospitalarias, el constante trato con las personas que no siempre sale bien, la gran cantidad de conceptos sobre medicina que tenía que aprender a manejar, el supuesto poco prestigio que tiene esta especialidad… Pero ahora después de varios meses en mi centro de salud y sobreviviendo a guardias interminables, solo puedo sentirme orgullosa por la decisión que tomé.


Después de elegir hospital y centro de salud, queda tomar la última decisión: elegir tutor. He de decir que la Unidad Docente facilita mucho todo este proceso porque organiza unas Jornadas de Puertas Abiertas antes de la elección de plaza en el Ministerio donde profesionales y residentes de cada área exponen sus experiencias y una vez elegida la plaza, se organizan Jornadas de Puertas Abiertas de cada centro de salud donde conocemos las prestaciones de cada uno y a los tutores.


Mi tutora, la Dra. Inmaculada Salas, es una de las personas más importantes en esta etapa, por no decir la que más. Desde el primer momento se ha tomado en serio mi formación a pesar de que es la primera vez que tiene a un residente. Me ha enseñado prácticamente todo lo que he aprendido en estos meses y confía en mí a la hora de ver pacientes y para la toma de diversas decisiones en consulta. Los R1 tenemos que pasar la consulta solos una semana en Noviembre y para mí ha sido una de las mejores experiencias de este año ya que te pone a prueba pero también te hace darte cuenta de todo lo que has aprendido (casi sin darte cuenta) al lado de tu tutora los meses atrás.


Como R1 hago 5 guardias al mes: 4 de ellas en el Hospital Universitario Virgen Macarena alternando Urgencias de Interna y Traumatología y Observación y 1 el mes en Centro de Salud (Alcalá del Río y Viso del Alcor). Normalmente hacemos una de 24h (sábado o domingo), una de viernes y el resto entre semana. En el hospital siempre estamos acompañados de un residente mayor y hay adjuntos para preguntar dudas, aunque la mayoría del tiempo estamos solos en una consulta historiando, explorando y pidiendo las pruebas que consideremos oportunas a los pacientes. La palabra “solos” da miedo pero realmente estamos acompañados de enfermería, de nuestros coR, de residentes mayores y de adjuntos todo el tiempo a los que podemos (y debemos) consultar cualquier duda. Siempre han estado dispuestos a ayudarme, y agradecer a los residentes mayores el tiempo y el interés que invierten en nosotros porque hacen mucho más fácil la incorporación a las Urgencias.

Aunque la práctica es lo que más nos enseña, también es importante tener fuentes para consultar y estudiar las dudas que vayan surgiendo. Todos los residentes tenemos el mismo libro “de bolsillo” de urgencias que se llama “Urgencias médicas” de la editorial Marban; aunque también recomiendan el “Compendio de Medicina de Urgencias” de Elsevier, pero este último es más avanzado y más denso. Un libro interesante y útil para tener en consulta de AP es la “Guía Terapéutica” de la SEMFYC ya que indica el tratamiento de primera línea de muchas patologías además de observaciones y diversos algoritmos. El SAS nos permite acceder de forma gratuita a muchísimas revistas, guías y libros pero considero que lo más interesante es la Guía Fisterra ya que contiene información adaptada a la MFyC sobre todos los campos de la Medicina. En la consulta es muy importante el uso de la Guía terapéutica del Aljarafe a la hora de prescribir antibióticos; se puede consultar de manera muy rápida y además de contener el antibiótico indicado con la dosis trae consejos para el paciente muy útiles. Y por último, hay muchas aplicaciones de móvil que os van a ayudar en consulta pero diría que la fundamental es iDoctus para consultar indicaciones, posología y reacciones adversas de todos os fármacos.


En conclusión, estoy muy contenta con mi elección porque todo lo que estoy aprendiendo me está haciendo sentir útil y médica de verdad. Me encanta la relación tan directa con la población y aprender a solucionar problemas de todo tipo.

Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon