De residente a adjunto


Os presento a Jerónimo, Jero para los amigos. Cuando lo conocí aún era R4 de Medicina de Familia, en el centro de salud de Tomares, en la zona Aljarafe. Yo andaba un poco perdida con la elección del centro de salud, y a eso se le sumaba el temor a lo desconocido y a lo que estaba por venir. Sin embargo, Jero me recibió con una enorme sonrisa, mostrándose totalmente accesible ante cualquier duda que me pudiera surgir, y es que en ese momento se te plantean muchas dudas, miedos e inseguridades, por lo que tener personas que te muestren esa confianza y facilidad para intentar mitigarlos, es muy importante. Fijaros si me sirvieron sus palabras que acabé eligiendo Tomares como centro de salud y al que era aun su tutor por esos momentos como el mío; y no puedo estar más contenta con mi decisión.

Ahora, ya como adjunto, tengo la oportunidad de compartir guardias con él y de aprender de todo lo que sabe y puede aportarme. Siempre está dispuesto a echarte una mano, sea lo que sea.

He querido aprovechar la oportunidad de hacerle unas preguntas para conocerle mejor, que lo conozcáis, y que nos ayude tanto a quienes estamos haciendo la residencia en este momento como a los que estáis por venir, porque os aseguro que no hay nada como aprender esta profesión de personas que de verdad aman lo que hacen.

- ¿Por qué elegiste medicina de familia? ¿Por qué en la zona Aljarafe?

Desde pequeño siempre quise ser médico, y desde muy joven supe que quería tratar el día a día de los pacientes, conocerlos y saber todo lo posible sobre las personas. Y esto lo aúna la medicina de familia. Realmente la zona Aljarafe no fue mi primera opción, pero poco antes me quitaron la opción del Macarena y finalmente opté por esta zona, de la que prácticamente no conocía nada, salvo que hablaban muy bien de ella los residentes de años anteriores. Sin embargo, no cambiaría por nada mi elección, ya que he aprendido y disfrutado como no creo que lo hubiese hecho en ningún sitio. Además, desde el punto de vista docente, me parece la mejor zona para formarte en esta especialidad, porque durante tu estancia en el hospital, tú eres el único residente de cada especialidad, y en el que se van a volcar, sin dejarte nunca solo ante los marrones.

- Lo mejor y lo peor de tus años como residente.

Lo mejor sin duda han sido todas las personas con las que me he cruzado en este camino, aunque suene a tópico, de las que he aprendido siempre un poco tanto de medicina como del resto de cosas de la vida. Lo peor, ver la presión a la que se somete a este trabajo y lo poco que se valora en muchas ocasiones. Además, se nota mucho la presión de guardias y el día a día… ¡QUE YO ANTES TENÍA MELENAZA!

- ¿Echas de menos algo de la residencia?

Se echa de menos el contacto con tus compañeros de centro, tus CoRs que se van repartiendo, el compartir la consulta con tutor y charlar en tus ratos libres… e incluso se echa de menos a la gente del hospital, a la que sólo veo en ocasiones cuando les llevo algún paciente.

- ¿Has notado mucho cambio al pasar de ser residente a adjunto?

Realmente al haberme quedado en mi zona, no se ha notado mucho la diferencia, salvo que soy más consciente de los problemas que pueden surgir y puedo tener más opciones de cambiarlos, y que he conocido más a fondo los diferentes centros y podido coger lo mejor de cada uno ¡Además es una maravilla no tener que hacer guardias en el hospital!

Lo malo es la nueva presión que genera el no tener tanta gente detrás para enseñarte, ahora toca tomar tus decisiones y acarrear con las consecuencias (buenas y malas).

- Qué destacarías o qué es lo que más te gusta de ser médico de familia.

Lo mejor es la satisfacción de conocer a los pacientes, que estos te reconozcan y confíen en ti. Y cuando no es así, porque no tengas un cupo fijo, lo mejor es notar el cambio en sus ojos cuando entran desconfiados en la consulta y salen con una sonrisa en la cara. También es seguir las enfermedades y acompañar a pacientes y familia y los malos y buenos momentos.

- Para terminar… ¿qué nos aconsejas a los que estamos empezando?

Que aprendáis de todos los que os rodean, y sobretodo que disfrutéis de ellos, que os relacionéis, que estudies, apuntéis lo más interesante y que lo mandéis a congresos para aprender, disfrutar y conocer a más gente. Salid con los CoRs, con los mayores y los pequeños, forma un equipo para el presente y el futuro.

En cuanto al trabajo puro, aprovechad cada una de las rotaciones y cada guardia para preguntar y aprender y, sobretodo, HACER todo lo que podáis, sea de medicina, de enfermería, cirugía… aprended y disfrutad de ello, que van a ser los años en los que os defináis como médicos.

#Entrevista #MedicinaFamiliaryComunitaria #UnidadDocenteMedicinaFamiliaryComunitaria

Posts Destacados
Posts Recientes