Tercer grado a Paco Moreno


Mi nombre es Rocío Guadalupe, Guada para los amigos, Guadalupe para algunos pacientes, Rocío para mi familia. Con este nombre tan dramático no podía buscar mejor tutor que Paco. Bueno, Paco para mi, Francisco Manuel para otros, Curro para algunos amigos, y así una lista interminable.

Tras más de 10 años como director del Centro de Salud de Arahal, retoma las consultas diarias en el Centro de Salud de Nuestra Señora de la Oliva en Alcalá y se estrena como tutor. En este caso, mi tutor, el que yo elegí, y ya no le queda más remedio que aguantarme 4 años.

Médico, algabeño, cercano y humilde, que no descansa en seguir actualizándose. Puede que algo despistado, cosa que también se me está pegando, pero con una gran calidad humana. Siempre accesible a todos y de los que nunca parece que tienen un mal día. Si hiciera memoria, la forma con la que más veces me lo describieron cuando preguntaba por él era “Buena Persona”. Lo que en realidad siempre queda, da igual las veces que te equivoques, es esa estela de buenos actos que nos definen en gran parte como médicos, pero sobre todo como personas.

Empezando por el principio, ¿Por qué elegir MFYC?

Bueno, en un principio no tenia claro lo de medicina de familia. Mi ilusión hubiera sido hacer alguna quirúrgica. Cuando yo estaba acabando la carrera, la medicina de familia de aquel entonces, no estaba tan definida como ahora. Ya durante la carrera realicé algunos cursos sobre lo que ya se estaba gestando como la medicina de familia que conocemos hoy en día. Así empecé a interesarme más por la relación médico-paciente, por una medicina más integral completa, mucho más versátil, donde también podías hacer tus pinitos con la cirugía.

¿Con qué tres adjetivos te describirías?

Tolerante, Paciente, aunque esos dos últimos los metería en el mismo; Inconformista y Persistente.

¿Qué es lo que cambiarías de la profesión de Médico de Familia tal y como la conoces ahora?

Pues cambiaría muchísimas cosas. Sería para estar hablando horas y horas, y estar así un día entero. Yo soy uno de los que se ilusionó con Alma-Ata, vi que era la medicina que yo estaba buscando. Pero después, poco a poco, ves que no se cumple, que hay intereses que no tienen nada que ver con la medicina. Me he ido dando cuenta de muchas cosas durante mi carrera profesional, de ya casi 30 años ejerciendo como médico. Me gustaría tener más tiempo, más medios, más dedicación con el paciente, tener más tiempo para formarme…

¿Cómo es pasar de ser jefe a volver a la consulta del día a día? ¿Por qué empezar a ser tutor después de tantos años de trayectoria? ¿Por qué no antes?

Muy duro, he necesitado un periodo de adaptación, aunque ser jefe también era duro. Me he llevado 11 años de Director de Unidad de Gestión Clínica. No se muy bien como acabé ahí, podría decirse que me eligieron los compañeros. Al menos puedo decir que no es algo que busqué, ya que el puesto me imponía mucho respeto. Pero tengo muy buenos recuerdos de la unidad. Creo que he dejado allí a buenos compañeros y amigos. La verdad que al final, te acostumbras a ese trabajo extra de ser jefe, pero nunca he dejado la práctica clínica. Pero, para mantener ambas cosas, he tenido que sacrificarme mucho, a veces quedándome hasta tarde, llevándome trabajo a casa… Siempre estaba pendiente de mi pequeño cupo de pacientes. Si pasaban varios días sin pisar la consulta, me entraba el “mono”.

Durante mi periodo de jefe de Unidad, si he sido tutor de alguna forma aunque extraoficialmente. Acredité a centro para ser tutor de guardias, tenía contacto directo con residentes y con estudiantes, se han realizado rotatorios rurales allí…

Ahora que comienzo a tener más tiempo, pues era el mejor momento para hacerlo ya oficial, con la ilusión que me hace. Siempre he pensado que la tutorización de residentes es necesaria para este feedback o retroalimentación, que necesitamos los médicos que llevamos tanto años de práctica clínica. Es verdad que con el tiempo vamos adquiriendo deformaciones profesionales, nos vamos anquilosando un poco, y el hecho de tener un residente aporta frescura a la consulta, te hace estar más pendiente de estudiar un poco más, de actualizarse, no dar nada por sabido.

¿Si tuvieras que elegir algo de la práctica diaria como médico de familia, qué es lo que elegirías?

La satisfacción de poder resolver los problemas a los pacientes.

Ya para acabar, ¿Algunas palabras de a lo que debemos de aspirar en un futuro para la nueva generación de médicos de familia que entran, en los que me incluyo?

No perder nunca la ilusión.

#UnidadDocenteMedicinaFamiliaryComunitaria #MedicinaFamiliaryComunitaria #Entrevista #CentrodeSaludLaOliva #ÁreaGestiónSanitariaSurdeSevilla

Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now