Caminando de la mano en un viaje conocido como “Medicina de Familia y Comunitaria”


Hola, soy María Purificación Caballero Baena residente de 1º año de Medicina de Familia y Comunitaria. Mi tutora es Rosalia Maisanaba Velasco. Ambas trabajamos en el consultorio de Maribañez, una pedanía de Los Palacios y Villafranca (Sevilla), que tiene una población de 1378 habitantes, donde mi tutora Rosalía lleva trabajando 4 años a cargo de toda la población, conociendo las distintas generaciones, tanto en su esfera psicosocial como de sus enfermedades. Es un poblado, dónde todos forman una familia, tanto mi tutora como sus habitantes (así es como lo percibo yo).

Cuando llegué a Maribañez por 1º vez, visitándolo para la elección donde sería el Centro de Salud, vi un edificio no muy grande con 2 consultas, una para el médico y otra para enfermería, las cuales disponen de todos los recursos necesarios para llevar el ejercicio de la medicina en el día a día, como cualquier Centro de Salud de mayor tamaño.

Podría parecer ilógico que eligiese este Consultorio para mi formación, por tener menor tamaño el edificio y ser una población pequeña, pero como ya he comentado presenta todos los recursos necesarios de cualquier consulta y los pacientes presentan las patologías que presentan cualquier población de mayor tamaño, de manera que aprendo en las mismas condiciones. Si es verdad, que a veces se echa en falta tener a otros compañeros de la profesión.

Para mí, lo más importante en la Formación era el tutor, por este mismo motivo elegí Maribañez. Recuerdo cuando llegamos los 11 residentes al Consultorio, ella nos recibió con una gran sonrisa, transmitiendo con entusiasmo y energía sus ganas de enseñar y aprender con nosotros. Además estaban los pacientes en la sala de espera, y aprecie en breve periodo de tiempo la buena relación médico-paciente

Finalmente, empecé a trabajar con mi Tutora y empecé a ver su forma de trabajar, era profesional y sobre todo humana, generando confianza en los pacientes. En los inicios recuerdo que ella me decía “estamos aquí las dos juntas para aprender la una de la otra”.

En el día a día en el Consultorio, mi Tutora los atiende desde el punto de vista de la patología, les explica sus causas y en que consiste, qué pueden hacer ellos para evitar que progrese o hacer que mejoren (promoción de la salud), así como el tratamiento si fuese necesario. También se interesa sobre la familia y aspectos cotidianos del paciente, creando con todo ello un ambiente cómodo.

Además, hace mucho hincapié en la gestión de los recursos, no prescribe fármacos, ni manda pruebas complementarias, ni hace derivaciones al especialista porque se lo solicite los pacientes, sino porque ella lo considere, explicándole en todo momento el por qué no tienen indicación dichas peticiones.

Ahora pasamos a una serie de preguntas-respuestas:

¿Por qué elegiste medicina?

La verdad, que no fue vocacional. Tenía claro que me gustaban las ciencias, hice por tanto el Bachillerato de Ciencias. Algo que siempre me ha gustado ha sido la enseñanza y los niños. Pero al estudiar Ciencias, me empezó a interesar la Medicina y acabé siendo Médico.

¿Por qué elegiste medicina de familia?

Me gustaban todos los ámbitos de la medicina, no tenía una especialidad determinada en la que quería trabajar. De manera que la Medicina de Familia y Comunitaria englobaba todos los ámbitos. Soy feliz siendo Médico de Familia y Comunitaria, pero podría ser feliz en cualquier especialidad y trabajo, me gusta aprender de todo y poder comunicarme con la gente. Antes de empezar a trabajar como Médico de Familia, trabajé de dependienta en una tienda, y era muy feliz.

Recomendaciones durante la Residencia

Es un periodo muy importante, ya que es nuestro periodo de formación. Mi consejo es que aprendáis todo lo que podáis, encaminándolo hacia la Medicina de familia y Comunitaria.

Lo mejor y lo peor de tu residencia.

Bueno, creo que como a la mayoría de residentes, las guardias es lo que más nos asustan, debido a la gran presión y carga asistencial a la que estamos sometidos. Lo mejor, la relación de amistad que se hace durante dicho periodo. Recuerdo que había un un “antro” cercano al Hospital Virgen del Rocío llamado “Cohiba” en el que nos reuníamos con bastante frecuencia los residentes a charlar, tomarnos alguna copa y bailar; esto hacía que nos conociésemos más y que los pasásemos bien a parte del trabajo. Además hacíamos viajes juntos los compañeros en nuestras vacaciones.

Lo mejor y peor en tu jornada laboral

Lo peor, lo administrativo. La gran carga asistencial y estrés. La falta de respeto, el despilfarro económico.

Lo mejor, ver el resultado de mi trabajo en mis pacientes y como ellos te lo agradecen.

Recomendaciones que nos das a nosotros como futuras generaciones.

Aprender todo lo que podamos, la residencia está para formarse

Educar a la población, de esta manera conseguimos la prevención y promoción de la salud, así como la gestión de los recursos. Es muy importante, por tanto la comunicación con el paciente.

Que recomendaciones nos darías para iniciar el trabajo con un cupo de población que no conocemos, desde tu experiencia.

Centrarte en el motivo de consulta, no automatizando los fármacos a la patología, sino contextualizándolo al paciente. Si desconoces al algún tema, trabajarlo en casa o bien comunicarte con compañeros que conozcan dicho tema.

¿Cómo te vas ganando la confianza de tus pacientes?

Al principio es complejo que la gente confié en ti, necesitas tiempo y comunicación. Cuando alguien tiene alguna preocupación y eres capaz de percibirlo, no me gusta presionarlos para que me den la información, sino que los dejo para que cuando ellos se sientan cómodos me lo cuenten.

Has trabajo en poblaciones más grandes y actualmente en un pueblo más pequeño. ¿Qué ventajas le ves?

Conoces a toda la población, la gente es más cercana y confían más en ti. Esto se debe en parte a que conoces a toda la población, sus distintas generaciones, sus lazos familiares y que tú eres muchas veces su apoyo a nivel emocional.

En el día a día, haces Cirugía menor y debido a los horarios limitados de enfermería, también haces labor de ésta.

Me gusta aprender de todo. Creo que nuestra labor a parte de la clínica, también es saber hacer otras cosas.

En mi trayectoria profesional, he realizado infiltraciones y hago cirugía menor, porque me gusta saber de todo, y porque creo que es bueno salirse de la rutina clínica. Además, es útil, luego si veo la necesidad de que algún paciente necesite una infiltración, siempre es bueno saber realizarlo, porque puede ayudar bastante al paciente.

Es tu primer año como tutora. ¿Por qué elegiste ser tutora?

Me lo propusieron, y creía que era una buena manera de aprender, ya que aprendo tanto enseñando, como de mi Residente. Creo que la relación tutora-residente, es un aprendizaje bidireccional.

Fuera de tu labor profesional, ¿en tus tiempos libres que haces?

Le dedico parte de mi tiempo a mi niña (siempre está hablando de ella). Me gusta viajar, conocer sitios nuevos y hacer distintas actividades con mi familia.

En estas fotos intento recoger mi día a día con mi tutora. Ejerciendo nuestra profesión en el Consultorio de Maribañez, realizando Cirugía Menor y dónde hay tiempo para hablar y conocernos desde el punto de vista Tutora-Residente-Amigas.

#Entrevista #RosaliaMaisanabaVelasco #UnidadDocenteMedicinaFamiliaryComunitaria #MedicinaFamiliaryComunitaria

Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now