Comunicado Unidad Docente Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla


Desde la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla comunicamos nuestra preocupación y malestar por la tribuna publicada el 20 de febrero en ABC de Sevilla.

Es evidente que las jubilaciones previstas para los próximos años van a provocar una situación no conocida hasta ahora en el relevo generacional de médicos/as y especialmente de médicos/as de familia.

La formación MIR en medicina familiar y comunitaria, como al resto de especialidades, ha ido mejorado la calidad y excelencia de la formación de los médicos/as y con ello de la atención primaria de salud. Desde 2004 se apostó por una formación de 4 años como el resto de especialidades médicas y médico-quirúrgicas, sin olvidar que las otras dos especialidades generalistas de adultos, medicina interna y medicina intensiva, siguen con sus planes de formación de 5 años.

La atención primaria de salud, pese a que numerosos estudios demuestran que su fortaleza mejora la calidad de los sistemas sanitarios, sigue siendo la gran olvidada de las políticas sanitarias. Por mucho que se diga que somos “el eje vertebrador” del sistema sanitario los presupuestos hablan por sí sólo de lo contrario. La población y los dirigentes políticos siguen fascinados por la tecnología sanitaria y los modelos siguen siendo hospitalocentristas.

Una propuesta firme por la mejora de las condiciones laborales de los médicos/as de atención primaria, evitando situaciones sine die de eventualidad (con la sensación profunda de precariedad que se siente cuando cambias equipo, localidad e incluso provincia de trabajo cada mes) y la apuesta por el reconocimiento no sólo por parte de nuestros compañeros/as especialistas hospitalarios y de nuestros dirigentes harán que nuestra especialidad sea más atractiva para los estudiantes de medicina, sin olvidar el aumento de nuestra presencia en las universidades españolas que es testimonial e incluso nula en algunos casos.

Ser médico/a de familia es un privilegio. Ser especialistas en personas que enferman en un ámbito familiar concreto, en una comunidad de referencia que hace que el modo y la vivencia de la enfermedad sea diferente para cada uno de ellos, nos compromete de forma especial con nuestros pacientes. Nuestra técnica principal es la escucha activa a los pacientes, y con ella podemos resolver más del 80% de sus inquietudes clínicas.

Los grandes retos de la atención primaria de salud, como cita el Dr. Salvador Casado en su blog, pasan por: el sobrediagnóstico, el sobretratamiento, la iatrogenia y las desigualdades en salud, y para ello necesitamos a los/as mejores especialistas en medicina familiar y comunitaria.

La formación de médicos/as de familia de calidad pasa, como el resto de nuestros/as compañeros/as, por la formación MIR. Una formación de calidad contrastada y de reconocimiento a nivel mundial. Reconocer que todo no está hecho y que se pueden discutir áreas de mejora es razonable, pero rebajar la calidad y la excelencia del sistema es intolerable. Pero no es intolerable por nuestro bien o el de nuestra especialidad, sino intolerable por nuestros pacientes. Si tiene sentido nuestra profesión es por trabajar por promover la salud, diagnosticar, tratar y paliar la enfermedad y acompañar a la persona y su familia en el proceso de vulnerabilidad y sufrimiento que la enfermedad conlleva.

Desde la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria de Sevilla abrimos nuestras puertas y nuestros centros de salud de referencia para todos/as aquellos/as profesionales de la salud que queráis conocer y vivir la experiencia de ser por un día médicos/as de personas, médicos/as de familia.

Pilar Bohórquez Colombo - Jefa de Estudios

José Luis Hernández Galán - Técnico de Salud

Mariangeles Álvarez Herrera - Secretaría

#MedicinaFamiliaryComunitaria #UnidadDocenteMedicinaFamiliaryComunitaria #EligeMFyC #DistritoSanitarioSevilla

Posts Destacados
Posts Recientes