La medicina es arte y ciencia


Entrevista a mi tutor, Don Antonio Javier López Gómez.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando de Médico de Familia?

- Casi 29 años.

¿Por qué escogiste esta especialidad?

- Siendo sincero, porque no pude hacer Radiología.

¿Te arrepientes de haber escogido Medicina de Familia?

- Hay días que sí, aunque muchos días sale uno satisfecho.

Después de tu experiencia, ¿recomendarías esta especialidad a los futuros residentes?

- La verdad es que si, siempre que a esto le dieran un giro. La idea de familia es muy bonita, el seguimiento del paciente, su día a día, pero la práctica no, pienso que no se puede ver a un paciente cada cinco minutos.

¿Si pudieras volver a elegir especialidad, elegirías la misma?

- Cambiaría a Radiología, ya que lo que me gustan son las pruebas de imagen.

¿Qué opinas de tu Centro de Salud?

- Ahora mismo está muy bien, aunque tengo que reconocer que antes era horroroso, ya que también llevábamos las urgencias de todo el pueblo. Gracias a la creación del HARE ha mejorado muchísimo, y el ambiente de trabajo es buenísimo.

Algún consejo para los nuevos residentes.

- Paciencia mientras cambiamos el sistema actual de consultas diarias y estudiad mucho todos los días.

Con frecuencia podemos escuchar que la medicina es un arte. Y recordando una frase de Voltaire: “El arte de la medicina consiste en entretener al paciente mientras la naturaleza cura la enfermedad”. ¿Qué opina al respecto ? y para usted, ¿en qué consiste el arte médico ?

- La medicina es un arte y una ciencia. Considero impensable que fuese únicamente una cosa u otra. El porcentaje de arte y ciencia variaría dependiendo de numerosas circunstancias (sociales, económicas, culturales, tecnológicas, religiosas…etc) pero jamás debería ser una sola de ellas, por las graves implicaciones sobre las personas que no creo necesario detallar.

Pienso que la frase de Voltaire es una solemne tontería. Es obvio que la naturaleza tiene un papel muy importante en la curación de las enfermedades, pero la medicina es un complemento imprescindible y de primer orden para que eso sea así. Recordemos en este sentido, los millones de personas fallecidas a lo largo de la historia a causa de las grandes epidemias que azotaron a la humanidad en las épocas que los médicos tenían más un papel de charlatanes/placebos que otra cosa. Los enfermos de entonces, haciendo gala de sabiduría popular, preferían encomendarse más a la religión que a los médicos. En el momento actual de desarrollo de conocimientos y tecnología sanitaria (vacunas, medicina preventiva, higiene, alimentación, fármacos…), epidemias de esas características serían poco probables.

Por otro lado, una medicina exclusivamente científica y tecnológica, sin la vertiente humana y humanista, creo sinceramente que podría ser incluso un grave peligro para las personas, ya que quedarían reducidas a una mera historia clínica donde aplicaríamos los programas, procesos y protocolos establecidos, sin ninguna otra consideración en cuanto a su vertiente psicológica, social, cultural, de creencias…etc. Incluso la Psiquiatría, a pesar de ser la especialidad de la mente, llegaría a un callejón sin salida si no poseyese un trasfondo humano y humanista (recordemos a este respecto la clasificación DSM y otras, que únicamente sirven para establecer unos ítems que clasifiquen a los pacientes en determinadas categorías diagnósticas, lo que conllevaría un tratamiento y pronóstico concretos, muy útiles e imprescindibles para las compañías de seguros de EEUU a la hora de tratar y aceptar pacientes).

Creo que la medicina “oficial” está tomando un camino equivocado. En el momento que los “pacientes” han pasado a denominarse “usuarios”, el futuro es grave.

Para mí, el arte médico sería el “ojo clínico”, la “intuición” y la “experiencia” que dan los años de ejercicio de la profesión. Como es natural, estas cosas no se aprenden en los libros ni en los años de Residencia, sino con el trato diario con los enfermos, la reflexión de los casos y las circunstancias que los rodean, entre otros factores. Es un “aprendizaje” que mejora igual que el vino de calidad: con los años. De todas maneras sería bueno que los tutores también diésemos a los residentes la visión de la existencia de una medicina paralela a la científica y tecnológica moderna, pero que es tan necesaria como aquella, que la complementa y la hace ser más eficaz: medicina humana y humanista. Y que, por supuesto, va más allá de lo que hoy día llaman “empatía” y palabrería semejante.

Hablando sobre medicina y arte, me viene a la memoria una famosa pintura, el conocido cuadro de El Greco titulado “Retrato de un médico”, aquí se lo enseño. En el tengo la impresión de que El Greco muestra la figura de un médico con carácter, con autoridad, pero a la vez tiene un toque místico, melancólico y realista, si tuviera que retratar a un médico en la actualidad, ¿cómo describiría ese cuadro ? ¿En que se parecería o diferenciaría al de El Greco ?

- La imagen que trasmite El Greco de un médico de su época es, por desgracia y según mi punto de vista, impensable en un médico de hoy día. Mucho han cambiado las cosas, tanto para bien como para mal. Hasta hace unos años, cada médico era el “rey” en su consulta; aplicaba su ciencia y su arte dependiendo de su nivel científico/técnico y humano, sin injerencias ni interferencias de la “empresa” a la que prestaba sus servicios. Eso era bueno para muchas cosas, pero también tenía en contra otras, por ejemplo, una gran variabilidad de actuaciones de una consulta a otra. Hoy día los médicos somos meros “empleados” de la “empresa”, la cual nos fija unos objetivos a cumplir, fármacos aconsejables y otros que se deben evitar (no voy a valorar si esto es algo positivo), nos impone una forma determinada de prescribir (por principio activo, prohibido marcas…etc), hay que realizar revisiones periódicas de pacientes a través de los listados que nos envían porque hemos “colado” algunos fármacos no permitidos o en casos no indicados (sin tener en cuenta las circunstancias de por qué lo hemos hecho), nos impone unos protocolos, unos procesos asistenciales, unos programas…etc. Es decir, se encorseta a los pacientes en unos cánones establecidos de los que es muy difícil escapar a pesar de la gran variabilidad humana, y los médicos somos profesionales teledirigidos, como marionetas, que realizamos los movimientos que nos marcan los “hilos” que nos mueven; y además permanentemente fiscalizados a través de los datos que extraen del programa/as que usamos diariamente en nuestra labor.

Pienso que el Greco pintaría la imagen de un médico actual sumamente distinta de la de su época. Y no sólo por las diferencias en la ropa y el nivel de conocimientos de ahora, como he explicado antes.

Aunque la medicina es una ciencia, sin embargo, de forma tradicional a lo largo de la historia, han sido innumerables los médicos que han tenido una actividad e incluso liderazgo (incluso de reconocida solvencia y calidad) en diversas ramas del arte, política, sociedad, religión…y un largo etc. Esta sería la parte Humanista a la que me he referido. Hoy día aún persiste un pequeño reducto. Pongo como ejemplo la Sociedad Nicolás Monardes de Médicos Pintores, Escritores y Artistas, cuya sede se encuentra en el Colegio de Médicos y a la cual puede pertenecer cualquier colegiado que sea autor de una obra (pintura, escultura, libro, fotografía…). Y como ejemplo de un médico actual de formación totalmente científico/tecnológica pero que complementa con una actividad humanista: el Dr. Francisco Javier Torres Gómez, Anatomopatólogo del Hospital de Utrera, y además escritor de varias novelas de gran calidad y reputado fotógrafo cofrade, cofundador del conocido grupo ASA24 de Sevilla, autor de numerosos carteles y libros de fotografías de esta temática.

El ejemplo del Dr. Torres justifica mi respuesta en otra pregunta en la que decía que mi especialidad frustrada es la Radiología. Aunque, quién sabe…a lo mejor mi Especialidad de corazón es la Medicina de Familia pero yo… ¡Aún no me he enterado!

Y para despedirnos, si pudiera describir el retrato del médico de familia por el que te gustaría ser atendido en el futuro, como sería ?

- Me gustaría ser atendido por mis antiguos Residentes: Cristina, Rocío, Elizabeth y Manuel. Y por las actuales que aún se encuentran en periodo de formación: Sara y Angélica. Así como por la mayoría de los que han pasado por mi Centro de Salud desde que comenzamos la andadura docente. He tenido la inmensa suerte de tutorizar unos Residentes que, aparte su lógica variabilidad personal, poseen un nivel de conocimientos y de trasfondo humano que, a buen seguro, harán que cambie para bien en el futuro el panorama tan negativo y desolador actual que, según mi opinión, he descrito.

#AntonioJavierLópezGómez #Entrevista #MédicodeFamilia #UnidadDocenteMedicinaFamiliaryComunitaria #MedicinaFamiliaryComunitaria

Posts Destacados
Posts Recientes