Entrevista al Dr Lolo - Médico de familia CS La Puebla de Cazalla


¡Muy buenas! Mi nombre es Laura Ponce Rodríguez, soy R1 de Medicina Familiar y Comunitaria en la Zona Este - AGS Osuna de la Unidad Docente Multiprofesional de Atención Familiar y Comunitaria de Sevilla. Conseguí mi plaza en mi segundo MIR y os puedo asegurar que volvería a escoger esta especialidad una y otra vez.


Me gustaría con esta entrevista dar a conocer a mi querido tutor el Dr. Lolo, el cual rápidamente me hizo sentir un miembro más del equipo del C.S La Puebla de Cazalla, mi centro de referencia hasta el final de mi residencia.


Nos recibe siempre cordialmente y con una sonrisa, este médico trotamundos nacido en Haití y formado en Cuba, que finalmente decidió asentarse en la península para su especialización, y en suma, ejercer como médico de familia.


Se define como una persona inquieta, que al margen de la consulta, tiene como hobbies el senderismo, las escapadas de fin de semana para conocer los pueblos de la sierra andaluza, el béisbol y el vóley.


1. ¿Por qué escogiste trabajar en España y no en tu país de origen?

Cuando terminé la carrera en Cuba, volví a mi país de origen para trabajar, pero quise hacer un postgrado en Salud Publica y Epidemiología. Al haber estudiado en Cuba y dominar el idioma era más fácil llevarlo a cabo aquí en España. Aunque no pensé quedarme por mucho tiempo, al llegar, me enamoré de este país y fue cuando tuve a mi hijo cuando decidí definitivamente, que España sería mi lugar de residencia por muchos años.


2. ¿Por qué elegiste Medicina Familiar y Comunitaria como especialidad? ¿Qué otra especialidad te interesó durante la carrera y durante la residencia?

Si te hiciera esa misma pregunta sobre nuestra especialidad, tú misma me contestarías exactamente lo mismo, incluso mejor que yo, ya que lo has podido descubrir en estos meses que ya llevas en nuestro C.S; Medicina de familia es una especialidad muy completa, hacemos medicina de verdad, en el sentido de que no estamos viendo patologías concretas, tipos o perfiles de pacientes de forma aislada, sino que vemos al paciente como un todo. Esa cercanía con la gente, poder verla, entrar en sus casas, asistirla a lo largo toda su vida hace que te sientas como uno más de la familia.

Otra especialidad que me llamaba la atención o que podría haber hecho es Psiquiatría, ya que ve otros aspectos del ser humano que no se suelen tener en cuenta en muchos sitios del mundo, como en mi país de origen, donde a las personas con trastornos mentales ni se las tiene en cuenta ni se les trata.


3. ¿Habrías modificado algún aspecto de tu formación como residente de familia?

No solo algún aspecto, sino que modificaría varios. Gran parte de mi actitud como tutor actualmente se debe justamente a las cosas que debería de haber hecho durante mis años como residente. Lo resumiría como haber hecho más por mí mismo, interesarme más por mi formación, por hacer cosas en consulta como infiltrar mucho más, citologías, etc. Hay algunos centros de salud que consideran al residente como mano de obra barata y cuando llegas, si no tienes a alguien para orientarte, al final puedes llegar al centro quedándote en la consulta y nada más. Si volviera atrás, haría la especialidad con un enfoque diferente aunque tampoco me arrepiento de haber escogido mi centro de salud ni a mi tutor, pero sí que lo haría de otra forma.


4. ¿Por qué decidiste ser tutor?

Ser tutor siempre me pareció un acto totalmente altruista. Tener la capacidad de poder formar a toda una generación, influyendo en su formación siempre me llamó la atención, aunque he de reconocer que desconocía que fuera a llegar esta oportunidad tan rápido y tan fácilmente, porque recuerdo que durante mi residencia había adjuntos que eran muy buenos médicos pero que no eran tutores sino colaboradores docentes. Cuando llegué y se me propuso en este C.S. lo recibí con los brazos abiertos.


5. En base a tu experiencia con los adjuntos durante la residencia en Osuna, ¿qué aspectos querrías mejorar como tutor ahora?

Un defecto del ser humano es olvidarse de donde viene. Cuando uno cambia de estrato se olvida muchas veces de sus comienzos. Muchos adjuntos olvidan que una vez fueron residentes, por ello, considero que un pilar fundamental para la tutorización es no perder esa empatía, y recordar que alguna vez todos fuimos R1. Muchas veces se trata mal al residente, no comprenden la lentitud. Al haber sido víctima, como muchos otros residentes, de esta falta de empatía, me decía a mí mismo que sería alguno de los errores que no cometería como tutor.


6. ¿Cuáles son los puntos fuertes de trabajar en el C.S. de La Puebla de Cazalla?

Creo que el C.S. de la Puebla de Cazalla es el mejor sitio del área este de Osuna para trabajar. Destacaría su ambiente familiar entre todo el equipo, desde médicos hasta enfermería pasando por los auxiliares, administrativas y limpiadoras. Aquí todo el mundo echa una mano sea o no el paciente de su cupo, se trabaja muy a gusto. De hecho, hemos sido uno de los pocos centros que en ningún momento nos hemos sentido sobrepasados por la situación de la pandemia covid-19. Creo que puede llegar el peor médico de la zona a este C.S. y se convertiría en uno de los mejores médicos, no por diagnosticar de forma precoz, sino como médico de familia en el sentido de ver al profesional como un todo.


7. ¿Crees que la Atención Primaria en España está bien valorada? En primer lugar por los pacientes y en segundo lugar con respecto a las demás especialidades.

La Atención Primaria (AP) no solo está mal valorada en España, sino también en muchos países del mundo. La gente no le da la importancia que tiene pero la AP es la base, la estructura sobre la cual se construye el sistema sanitario tal y como lo conocemos. Muchas veces es el propio médico de AP el que no se considera como especialista, como por ejemplo, cuando un paciente en consulta viene demandando una derivación al especialista, sin corregirle y recordarle que la medicina familiar y comunitaria también es una especialidad. Incluso entre compañeros hay un lenguaje soterrado, al igual que se realizan comentarios machistas de manera inconsciente, por estar instaurados en nuestra sociedad. Lo mismo ocurre en la AP, al no considerarnos como especialistas y derivarlo a lo que él, falsamente, considera como tal.

Los mismos profesionales que trabajan en Urgencias del hospital, siendo médicos de familia, desprestigian muchas veces la AP sin darse cuenta de la importancia de la misma ya que sin ella se caería todo el sistema de salud.


8. ¿De qué manera podría mejorar la percepción de la Atención Primaria?

Difícilmente habría algún método para erradicar esa percepción, ya que creo que sería un cambio cultural que hasta nosotros los médicos tendríamos que asumir. En primer lugar, el sistema nos debería valorar, por ejemplo, mejorando nuestro sueldo y nosotros, a su vez, hacernos valorar como médicos. Esto, desgraciadamente, no pasa siempre.

Por otro lado, desde el punto de vista de la población, es cierto que mientras más contacto tienes con la gente, mayor cariño, de esta manera la percepción del médico de familia por los pacientes mejora, aunque es difícil no cruzar los límites de la relación médico-paciente y caer en la falta de respeto. De todas formas, si es cierto que con la crisis sanitaria del covid-19, la visión de la AP se ha visto modificada para bien. No estamos pidiendo que lleguen más crisis sanitarias, pero hacen falta momentos como estos para que la gente se dé cuenta de lo importante que puede llegar a ser su médico de familia.


9. ¿Cuáles son las cualidades que destacarías de un buen médico de familia?

Para concluir, hablar del médico de familia es como decir ser, una guía de varias familias simultáneamente. Nuestro rol, debe ser el de cuidar bien del cupo. A mi parecer, un buen médico de familia debe, además, tener esa cercanía con sus pacientes. Un paciente no debería de tener miedo a consultar con su médico y tampoco el medico debería tratarlo mal. Desde luego, en nuestro centro, esto no es común, aunque conozco otros centros en los que eso pasa con frecuencia y los pacientes prefieren que los vea otro facultativo. Más que poder diagnosticar súper rápido alguna patología, el médico de familia debe de saber acompañar a sus pacientes tanto en lo bueno con en lo malo.

Posts Destacados
Posts Recientes