top of page

Sobre médicos sin especialidad en atención primaria

Soy Isabel Cruz, residente de primer año de Medicina Familiar y Comunitaria.


Os presento a mi tutora, la Dra Cristina Durán García:


Hola Cristina, en uno de los momentos en el que la medicina de familia más está siendo castigada ¿qué te motiva día a día a continuar realizando tu trabajo?

Bueno, siempre tuve claro que quería tener un trabajo que me gustara y, afortunadamente lo conseguí. Probablemente si no me apasionara mi trabajo como lo hace la Medicina de Familia no seguiría trabajando en ella. Todos los trabajos tienen cosas malas, en mi caso la falta de tiempo y la lucha constante por conseguir dignificar lo que cada día realizamos (evitar ser tratados como secretarías, conseguir validar nuestro criterio médico…). Pero se compensa si realmente te gusta: es un trabajo muy variado, tienes autonomía para la gestión y organización de tu consulta, realizas un aprendizaje constante dada la gran cantidad de opciones que se nos plantean desde Atención Primaria (retinografías, infiltraciones, cirugía menor, ecografía clínica, planificación familiar…), pocas especialidades tienen este punto positivo. Así mismo conoces al paciente a lo largo de toda su vida, entra en tu cupo con 14 años y ves su trayectoria a lo largo de todos los años, conoces a sus familiares y te adentras en un aspecto biopsicosocial esencial para comprender y cuidar mejor no solo el síntoma, sino la enfermedad que lo causa y la repercusión que genera en tu paciente. En definitiva, tengo un trabajo que me gusta, con el que aprendo a diario y a través del cual considero que hago una labor muy importante y fundamental para el cuidado, ya no solo del “enfermo” sino de la persona en sí, desde una visión holística. Vuelvo a casa feliz y orgullosa de mi trabajo.


¿Cuáles son las características esenciales en una buena médica de familia?

Considero que no existe un prototipo fijo, se puede ser una buena médica de familia teniendo características muy diversas. Si tuviera que decantarme por las tres que considero más importantes comenzaría con la capacidad  de escuchar bien a las personas. Así mismo, la empatía considero que es un punto fuerte imprescindible. Probablemente si se carece de estas dos características no se consiga ser una buena médica de familia ya que sería tremendamente difícil comprender el desarrollo de la enfermedad, la repercusión que tienen en el paciente y realizar un correcto diagnóstico.

Y bueno, en el momento en el que se encuentra la atención primaria, ser paciente es otro requisito más que precisa un futuro médico de familia.


La medicina de familia ha sido desprestigiada durante muchos años. Actualmente cada día está siendo más infravalorada, ¿Qué podemos hacer para cuidar la Atención Primaria? ¿cómo podemos mejorarla?

Siento que somos muy afortunadas porque, al menos desde mi experiencia, las nuevas generaciones de residentes vienen con muchas ganas de aprender, mucho interés en la especialidad y mucho cariño hacia los pacientes. Pienso que son el futuro de una lucha que ya comenzó hace  tiempo por conseguir el lugar que merecemos los MAP, y que sin duda precisa continuar con su defensa.

Desde mi punto de vista, la Medicina de Familia ha sido desprestigiada durante mucho tiempo. Quizá porque no era considerada ni reconocida como especialidad en sus comienzos y, en mi opinión, porque muchos médicos de familia no han sabido tratar bien la especialidad ni realizar de la mejor forma posible su labor. Ahora veo día a día una actitud por parte de las nuevas generaciones, por conseguir reconocimiento y realizar lo mejor posible nuestra labor como especialistas.

La administración nos esta infravalorando día a día, probablemente esto sea una de las cosas que más nos quemen. Cada día tenemos más sobrecarga de trabajo, son afortunados los compañeros que tienen 10 minutos por paciente mientras que otras especialidades hospitalarias no bajan de 20.  Además, en esos 10 minutos estamos totalmente sobrecargados con teleconsultas que incluyan pruebas complementarias, solicitar pruebas de pre-Anestesia, realizar la petición de pruebas que desea el especialista hospitalario… En definitiva realizamos una labor de “secretaría” que no nos corresponde. Esto supone un sobreesfuerzo y un desgaste para el médico de familia que merma nuestra labor diaria  además de suponer una lucha constante.


¿Qué opinión te merece que profesionales que no han realizado la especialidad en MFYC puedan ejercer la profesión?

Sinceramente, creo que la responsabilidad estriba por completo en la Administración. Es curioso como se respalda constantemente en “las necesidades del servicio” para poder contratar a médicos sin especialidad, pero al mismo tiempo esto solo ocurre con Medicina de Familia. No conozco a un médico del Sistema Público de Salud que ejerza como Cirujano General sin haber realizado su especialidad correspondiente, ni de Cardiólogo, ni de Ginecólogo… Pero está a la orden del día en Atención Primaria.

Esto demuestra en primer lugar una falta completa de ética ya que contrata a personal del que carece información sobre si realizará adecuadamente su labor como Médico de Familia o por el contrario, carece de esa formación previa necesaria, la cual se obtiene a través de los 4 años de especialidad. En segundo lugar, denosta por completo nuestra especialidad en comparación con las otras.

Y por último, demuestra que la administración cuando así lo desea, no tiene una responsabilidad como tal y hace caso omiso a la legalidad del momento por “necesidades del servicio” aunque sólo con la medicina de familia.

Independientemente de lo expuesto, cuando un médico no especialista realiza su labor en un centro de salud, se le ayuda y se tiene un buen trato con él resolviendo las dudas y dificultades que tenga durante su jornada. Bajo mi punto de vista también es necesario realizar un ejercicio de reflexión y responsabilidad por su parte, saber dónde se está metiendo y las consecuencias que eso puede tener con los pacientes.


Pese a todo ello, ¿qué le dirías a alguien que se está planteando realizar nuestra especialidad pero le asusta un poco el panorama actual?

Sin duda contestaría que adelante. Es un trabajo muy bonito, los pacientes te conocen y necesitan. Si realizas bien tu trabajo son muy agradecidos y sientes cómo puedes solucionar muchos problemas de salud desde tu consulta, así como aliviar muchos otros que interfieren en su vida. Considero que tener una buena médica de familia es fundamental y un pilar imprescindible para tener una población sana.

Es cierto que precisa de una lucha a la que aun le quedan muchos puntos por conseguir y que no es tan cómoda como otras especialidades sin tanta sobrecarga, desprestigio o sin guardias, pero el seguimiento, trato y evolución que puedes realizar con tus pacientes lo compensa.


Gracias Cristina.




留言


Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
bottom of page