top of page

Entrevista a Silvia González Torres

Silvia , Enfermera del Centro de Salud de San Luis. Es Graduada en Enfermería y Antropología. Ha realizado un Máster de Antropología Médica. Su carrera profesional se ha desarrollado en Portugal durante tres años, prestando sus servicios en el Área de Medicina Interna y Neumología. Y en Sevilla, en el Hospital Virgen del Rocío, en los servicios de  Urgencias de Traumatología entre otros. En la actualidad, es titular de una plaza de Atención primaria en el Centro de Salud de San Luis, de Sevilla.


¿Por qué elegiste dedicarte al mundo de la Enfermería y, más concretamente, a  la Atención Primaria?

Silvia comenzó a estudiar Enfermería porque era una carrera  “corta”, de 4 años de estudio y que, en ese momento, tenía mucha salida laboral.  Cuando terminó de estudiar la carrera y comenzó a ejercer de enfermera, tuvo una crisis existencial. Refería a que “no le encontraba el sentido a la Enfermería”, lo que le ayudó a resolver esta crisis asistencial y sus dudas sobre la Enfermería, fue estudiar la carrera de antropología y realizar el Máster de Antropología Médica. Esto le hizo ver la Enfermería desde un lugar más humano.

Silvia se adentró en el mundo de Atención Primaria, al ser madre y buscar un servicio que pudiera compaginar con el horario del colegio de su hija. La Atención Primaria le sorprendió mucho. No sabía que le iba a gustar tanto. Comenta sentirse muy realizada al tener la continuidad de cuidados con los pacientes, porque le permite ver la evolución del paciente a lo largo de su vida. Hoy en día no cambiaría la Atención Primaria por la Atención Hospitalaria.


¿Qué es lo que más te gusta y lo que menos te gusta de AP? ¿Cambiarías algo?

Lo que más le gusta de la Atención Primaria es el contacto tan cercano y continuado con el paciente. Lo que menos, la escasez de trabajo en equipo. Silvia echa en falta, un trabajo en equipo en profundidad, con los médicos, auxiliares, administrativos etc. Refiere que lo ideal sería que todo el personal trabajara como un equipo multidisciplinar. Sin embargo, la realidad es que se suele trabajar bastante por categorías. Por ello, lo que Silvia cambiaría es el trabajo por categorías por un trabajo en equipo, donde todos los profesionales independientemente de la categoría que tuviese trabajasen conjuntamente dirigiendo  la atención hacia el paciente, su familia y su entorno.

 

¿Por qué elegiste ser tutora de residente? ¿Qué tal tu experiencia y porqué has vuelto a elegir ser tutora por segunda vez ?

Silvia comenzó a ser tutora porque, desde que está trabajando en la Atención Primaria,  había tenido alumnos de prácticas de Enfermería y siempre había tenido una experiencia muy satisfactoria. Y ante la oportunidad de presentarse como tutora de enfermeros residentes no lo dudó.

La experiencia con la anterior residente, Fátima, fue muy buena. Le aportó muchas cosas positivas. Fueron dos años donde ambas intercambiaron y aprendieron muchos conocimientos nuevos. Por ello, ha vuelto a repetir otra vez, como tutora.


¿Hay algún aspecto de la Enfermería que te gustaría profundizar más?

A Silvia le encantaría profundizar más en la Salud Medioambiental. Le gustaría investigar sobre los hábitos de vida que tiene la población, por su incidencia en la salud de la población y por sus efectos en el medioambiente. 


¿Qué opinas de la necesidad del reconocimiento de la Especialidad de Atención Primaria?

Silvia piensa que es necesario que se reconozca la Especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria, porque los residentes desarrollan una formación continua y adquieren competencias y conocimientos más profundos sobre la Atención Primaria, pensamiento interdisciplinario, actuación multiprofesional y en equipo. En definitiva, una visión holística del ser humano en su relación con el contexto familiar, social y ambiental. Y todos estos aspectos, son esenciales para ofrecer al paciente, a las familias y a la comunidad cuidados especializados y de calidad.


¿ Qué mensaje le darías a los futuros residentes de enfermería familiar y comunitaria?

No tener prejuicios frente al paciente, mirar más allá de la enfermedad, explorar las vivencias del paciente a través de la escucha activa y analizar cómo estas influyen o pueden influir en su enfermedad.  Silvia, además, aconseja a los residentes viajar, descubrir otras culturas diferentes y ver como en otros países los pacientes afrontan la salud y la enfermedad.



Comentarios


Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
bottom of page