Centro de salud "Nra Señora de las Nieves" - Los Palacios y Villafranca

Mi día a día en el Centro de Salud:


Futuros residentes, mi nombre es Manuel Gavilán y quiero contaros un poco a qué nos dedicamos los R1 durante nuestra primera parte del rotatorio en el Centro de Salud, y más concretamente en el centro al que yo pertenezco. La jornada empieza temprano, a las 8 de la mañana (os terminaréis acostumbrando). Las primeras citas no comienzan hasta las 8:30, pero esa media hora resulta muy importante para saber qué nos encontraremos ese día o para hacer algunas tareas que podamos tener pendientes.


Durante los primeros meses y debido a la pandemia, la mayoría de consultas eran telefónicas. Podéis pensar que puedan ser algo más aburridas, pero en mi caso fueron muy útiles para empezar a conocer a los pacientes y que ellos me conocieran a mí. Además, me permitieron superar un poco el miedo inicial que podamos tener a tratar con la gente de nuestro cupo, y a ir soltándome poco a poco y preparándome para el inicio de las citas presenciales. Durante ese periodo, teníamos solamente 5 citas presenciales, pero ya era una

manera de practicar y prepararme para lo que vendría más tarde.


Desde mediados de octubre, el grueso de la consulta pasó a ser presencial, manteniendo únicamente 10 consultas telefónicas. Estas últimas permiten realizar algunas tareas que no requieran el desplazamiento o la exploración del paciente, como son renovar medicación o dar resultados de analíticas y radiografías entre otras.


Las consultas presenciales, cuando no hay otras tareas más en la jornada, acaparan la mayor parte de la mañana y son la parte favorita de mi día a día. Los motivos de consulta son tremendamente variados y te permiten mantenerte conectado y seguir aprendiendo de las diferentes ramas y patologías que abarca la medicina. Os enfrentaréis a pacientes con enfermedades de lo más variadas y de las que tendréis que saber realizar un manejo adecuado.En nuestro trabajo, resultan básicas una buena anamnesis y una adecuada exploración.


Durante nuestro ejercer como médicos de Atención Primaria es fundamental conocer los diferentes métodos que permiten explorar las diversas patologías que pueda presentar un paciente, y los terminaréis dominando. Creedme, seréis capaces de hacer una correcta auscultación cardiorrespiratoria, a la altura de cualquier cardiólogo o neumólogo, aunque ahora lo veáis imposible. Así mismo sabréis identificar lesiones meniscales, dermatológicas, déficits neurológicos o cognitivos, entre otros muchos signos y síntomas que pueda mostrarte

un paciente.


Pero no todos los días de consulta son iguales, en el caso de mi Centro de Salud, hay días en los que la mitad de la mañana la dedicamos a ver urgencias. Lo más bonito y atractivo de las urgencias del Centro de Salud es que te enseñan a utilizar la medicina más pura, la basada en anamnesis, exploración, fonendo, tensiómetro, electrocardiograma, radiología (no siempre) y pocos recursos más. Aquella que te prepara para desenvolverte de manera adecuada en cualquier situación, disponiendo de menos recursos de los que se puedan contar en un Hospital. Podréis ser capaces de identificar una fibrilación auricular, un edema agudo de

pulmón o un accidente cerebrovascular solamente con vuestras manos y oídos, y no os podéis imaginar lo tremendamente gratificante que resulta.


Otros días podemos tener nuestra agenda dedicada a alguna actividad concreta. En el caso de mi tutora y yo, los viernes los dedicamos (parcialmente) a realizar infiltraciones intraarticulares o peritendinosas, otra de las muchas alternativas a las que tenemos acceso como médicos de familia. En otras consultas se realizan cirugía menor, planificación familiar y demás actividades; podréis disfrutar y aprender de ellas si elegís este centro. Así mismo, y dada la situación que vivimos, hay abierta una consulta de respiratorio donde acuden aquellos

pacientes con síntomas compatibles con COVID. Allí podemos evaluarlos y decidir si realizar pruebas diagnósticas u otras actuaciones evitando que contacten con otras personas del centro.


Por último, dentro de vuestro periodo de rotación, no sólo trabajaréis con personal médico, si no que realizaréis muchas actividades con enfermería o el trabajador social. Para mí, me resultó muy gratificante adquirir ciertas habilidades que quizás no enseñan en otras especialidades, como puede ser coger una vía periférica, hacer una extracción sanguínea, poner una vacuna o realizar la cura de una úlcera crónica y creedme, eso también es medicina.


Mi periodo con el trabajador social también fue muy satisfactorio, te muestra otro aspecto del abordaje del paciente, el de la problemática y gestión social. En mi caso, pude disfrutar de dos días en los grupos GRUSE. Estos son una alternativa a la terapia psicológica individual, permitiendo a pacientes que cumplen los criterios de inclusión compartir sus problemas y apoyarse en otras personas que se encuentran en una situación similar, es sorprendente lo mucho que pueden progresar, y lo mucho que puedes aprender de ellos.


Sin entretenerme mucho más y tras intentar demostraros lo variado y bonito que es mi día a día en mi centro de salud, no me queda nada más que invitaros y aconsejaros que lo escojáis.


Seguramente cualquier centro de salud tiene prestaciones similares al mío, pero si os sirve como punto diferencial, en Nra. Señora de las Nieves cuentan con una calidad humana entre sus trabajadores que terminará haciéndoos sentir como en casa.


¡Mucha suerte con la elección y nos vemos pronto!




Entrevista con mi tutora: Cristina Durán García


¿Por qué escogiste estudiar medicina?

Siempre tuve claro que debía escoger una carrera gracias a la cual pudiera tener un trabajo que me gustara y que tuviera salida profesional. Me parecía que la medicina cumplía las dos cosas, y además me permitía trabajar en algo que me interesaba y con lo que podía ayudar a la gente y aportar algo a la sociedad.


¿Por qué elegiste como especialidad Medicina Familiar y Comunitaria?

Cuando acabé la carrera no estaba excesivamente interesada en ninguna especialidad hospitalaria, salvo quizás medicina Interna o pediatría. La visión que tenía de la pediatría era muy sesgada, había rotado con un pediatra que hacía mucha intervención comunitaria, con familias con pocos recursos, y me día cuenta de que lo que en realidad me gustaba era esa forma de trabajar, no la pediatría en sí. El quirófano no me llamaba la atención…

Mi tío es médico de familia y me ofreció rotar por su consulta unos días antes de hacer el MIR. ME ENCANTÓ. Fue un flechazo con la especialidad. Por aquel entonces nosotros no rotábamos por MFYC en la carrera y me di cuenta de que aquello era lo que me gustaba hacer. Su trato tan cercano, el conocer a familias al completo, entendiendo la enfermedad y problemas psicológicos o sociales que hay detrás, el poder seguir a una persona a lo largo de toda su vida… un médico que sabe un poco de todo, que cura y a la vez consuela. Esa relación que él ya tenía con sus pacientes, en la que a veces vienen sólo porque necesitan hablar y tienen plena confianza en que quien les escucha les puede ayudar. Me pareció que aquello era “la verdadera medicina”. La verdad es que aún lo pienso.


¿Si pudieras volver atrás, cambiarías de especialidad?

Rotundamente NO.

A lo largo de la residencia, tan solo me picó algo el gusanillo con la psiquiatría, pero tenía claro que me habría sentido “incompleta” si no hubiera puesto un fonendo o explorado un oído o una rodilla nunca más. También descubrí que muchas otras especialidades eran interesantes, y probablemente, siendo médico casi siempre nos termine gustando lo que hagamos…pero durante la residencia fui poco a poco amando

cada vez más la MFYC. Más bien me hizo conocerla mejor y comprobar que no me había equivocado.


¿Si tuvieras que elegir: Atención Primaria o Urgencias?

Atención Primaria. En urgencias no tienes esa relación de confianza que los pacientesdepositan en ti cuando haces primaria. Las urgencias tienen ventajas, por supuesto, y a veces las echo de menos o pienso que para un tiempo estarían bien. Tener un cupo es un sacrifico importante, consume tiempo y energía, sobre todo psicológica. Conocer a las personas da muchas satisfacciones, pero también implica a veces preocuparte por

su evolución y llamarlos aunque no tengan cita… citarlos para revisiones de tratamientos… o pararte a escuchar sus problemas un día que llevas mucho atraso…

El principal problema que tiene la Primaria es la falta de tiempo, que es lo único que provoca que a veces maldigas a mitad de consulta y sientas que no lo haces tan bien como pudieras, pero la primera vez que un paciente te saluda en el pasillo con el afecto con que saludaría a un familiar, o se refiere a ti como “su doctora” entiendes la satisfacción de que confíen en ti. Además, para mí es muy importante seguir creyendo

en que hacer una buena educación sanitaria y emocional desde nuestra posición es posible.


¿Qué es lo que más te gusta de nuestro Centro de Salud Nra. Señora de las Nieves?

Nuestro centro tiene la ventaja principal de que en él tenemos, además de la MFYC, a todo el resto de miembros del equipo de primaria (además de enfermer@s y auxiliares por supuesto): matrona, salud mental, fisioterapia, odontología, trabajador social y enfermera de enlace, técnicos en emergencias sanitarias. Es importante para poder trabajar codo con codo por algunos pacientes que precisan de una atención

multidisciplinar, y tienes a mano todos los recursos que puedes necesitar. El equipo de profesionales es muy bueno y creo que la organización actual ha mejorado bastante con respecto a las previas. Yo he dado muchas vueltas hasta llegar aquí, y puede que aún me quede alguna más, aunque por mí me quedaría para siempre. He trabajado en consultorios yo solita en pequeñas aldeas, en centros de salud enormes y

modernos…al final creo cada tipo de centro tiene su encanto, pero lo más importante es la organización del centro y la gente que te rodea, y tu actitud ante ello.


Comenta 5 actividades que se lleven a cabo en nuestro Centro de Salud.

- Infiltraciones.

- Seguimiento de embarazo por matrona. Planificación familiar.

- Cirugía menor (retomándose tras la pandemia).

- Retinografía.

- Grupos GRUSE.


Por último, ¡Lanza un mensaje de ánimo para que los futuros residentes escojan

nuestro centro! Pienso que el centro de Las Nieves ofrece un montón de posibilidades a la hora de

hacer cualquier tipo de actividad relacionada con la especialidad, permitiendo que os forméis de la forma más completa posible. Creo que para vosotros es muy importante que adquiráis todas las habilidades y conozcáis formas de trabajar diferentes, y os quedéis con lo que más os guste de cada uno y decidáis cuánto de eso queréis hacer después en vuestra consulta. A mi entender, el buen médico de familia es el que sabe solucionar lo máximo posible a sus pacientes sin necesidad de derivar lo que esté en su mano hacer, dentro de sus posibilidades, y para un residente me parece un buen centro porque tiene la oportunidad de rotar con los demás miembros del equipo, aparte de enfermería y medicina, conociendo la Atención Primaria como una atención más global. Las guardias son interesantes, suele haber bastantes avisos urgentes que os permitirán “quitaros el miedo” a las emergencias extrahospitalarias al ir acompañad@s en todo momento. Además creo que tenemos un muy buen equipo de profesionales motivados y siempre dispuestos a acogeros con los brazos abiertos.


No obstante, decidáis lo que decidáis, estoy segura de que lo principal es la actitud con

la que afrontéis esta etapa. Si tenéis interés y os gusta vais a poder aprender lo que

queráis en cualquier sitio. ¡MUCHA SUERTE!

Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon