Entrevista Dr Herrería

Buenas a todos, soy Paloma, R1 de MFyC del centro de salud Castilleja de la cuesta (distrito Aljarafe). He querido realizarle la entrevista al Dr. Herrería (o Ambrosio para los que lo conocemos un poco más) porque creo que es uno de los mejores profesionales de atención primaria, tanto como médico como por cirujano, de hecho, muchos médicos acuden a reciclarse con él. Tiene mucho que enseñar, aunque por desgracia, pronto se jubila y me gustaría reconocerle todo lo que ha hecho por los pacientes y por la cirugía menor.



¿Cuándo empezastes a realizar cirugía menor? Cuéntanos un poco tu trayectoria.

Mi primera intervención de cirugía menor fue en 1979, en mi primer destino en Burgos y 25 añitos, novato en atención primaria. Fui a derivar a un paciente a cirugía por un quiste sebáceo en la nuca y la paciente me dijo que por qué no lo hacía yo, así que me lancé a hacerlo con un material super precario, aquello sangró mucho, yo solo… al final la paciente sobrevivió y a partir de ahí fui haciendo más y más, así que me fui encargando de la cirugía de mis pacientes.

Cuando llegué a Andalucía en el 1987, en El madroño y otras aldeas cercanas, también realizaba cirugía menor pero trabajaba aisladamente y no trascendía la actividad. Todo cambió cuando llegué a Casariche y dije que hacía cirugía menor… los compañeros me miraron como un iluminado porque no había nadie que lo hiciera, así que empecé a hacerla ante el asombro de mis compañeros.

Es cierto que ha ido a más, tanto que a día de hoy, es raro que en algún centro no haya cirugía menor; por tanto, mis inicios se remontan a mis inicios como profesional de atención primaria.

Los 11 primeros años la hacía solo, en consulta, sin enfermera ni nadie más, nadie me ayudó ni me enseñó, solo lo que aprendí en la carrera, y el sentido común…


Ya cuando pude tener tiempo para el reciclaje en otros centros o en los congresos de familia a los que acudía en los que siempre había algún taller de cirugía menor, y también en los libros de cirugía menor… eso fue ampliando mi formación. La carta de servicios de cirugía menor es limitada pero completa, ya si la experiencia tuya supera esto y te ves capacitado puedes hacer lo que quieras.


¿Qué ha supuesto para ti?

Diversifica la actividad, la atención primaria es muy rica pero así no se instala la monotonía en la consulta, somos incluso más creativo. Además, los pacientes lo agradecen mucho, adquieres valor adicional para ellos porque puedes resolver las cosas por los que lo habrías derivado, incluso para tus propios compañeros, eres un referente en esa actividad y adquieres cierto prestigio a lo largo del tiempo, demostrando que eres capaz de resolver las cosas.


¿Cúal es el mayor reto al que te has enfrentado?

El mayor reto… bueno… al encontrarte patologías nuevas tú te estableces un reto contigo mismo, ver que más puedes hacer, así que empiezas a hacer cosas que igual no debes hacerlas y tienes que retroceder. He hecho circuncisiones, sinus pilonidalis, extracciones dentales… mil cosas. A veces te encuentras situaciones complejas en las que piensas por qué estaré haciendo yo eso pero luego lo vuelves a hacer…

Para alguien que vaya o haga cirugía menor yo le diría que no fuera tan imprudente como yo, porque aunque no he tenido ningún contratiempo importante, te puedes ver un poco pillado. Tienes que ver a donde puedes que llegar, y es verdad que a veces lo consigues, pero comprendes que igual es tiempo que no puedes dedicarle por ejemplo, porque la lista de espera aumentaría demasiado.

En AP se pueden hacer muchas cosas y mucha cirugía menor si estas capacitado, pero debes saber poner un stop. Te enriquece, hace variada tu actividad, es interesante…




Exéresis fusiforme de un epitelioma (probable ca. espinocelular) en labio inferior de una abuelita que no deseaba ser derivada al hospital para su extracción.


Consejos para quien le guste y quiera realizarla.

Yo le diría que se forme con un equipo con cierta tradición, que se vaya capacitando progresivamente. Uno va observando a donde es capaz de llegar y al final yo creo que todo el mundo está capacitado. Es verdad que no todo el mundo tiene las mismas habilidades pero se adquieren si se van entrenando. A quien le guste, ánimo, que es capaz de hacerlo.

Y que haga punto de cruz…

Sí (ríe), en ocasiones he indicado yo hacer punto de cruz o “petit point” a algunos residentes para coger habilidad con las agujas y precisión con los puntos para mejorar en el momento de suturar.


Quiero insistir en la sostenibilidad de los recursos, son limitados por lo que hay que usarlos cuando sean necesarios y hay que cuidarlos.


Gracias por todo, Dr. Herrería.

Posts Destacados
Posts Recientes
Archivos
Búsqueda por etiquetas
Follow Us
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Google+ Social Icon
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now